Blog

Todos nosotros hemos visto fotografías, videos, audios, documentos y demás formatos que en menos de un día ya han conseguido dar la vuelta al mundo a través de Internet: redes sociales, correo electrónico, mensajería instantánea y demás herramientas de comunicación que este bicho informático nos ha brindado, convirtiéndose en algo viral.

Cuando gestionas un blog, inviertes mucho tiempo y esfuerzo en generar el contenido con el que se logras atraer a tu público objetivo. Pero, ¿Cuánto tiempo y esfuerzo inviertes en distribuirlo? ¿Te ha dado el resultado que esperabas? ¿Haz pensado cuál es la manera más efectiva para lograr que sea tendencia de búsqueda?
En cualquiera de estas situaciones, la solución pasa por definir un Plan de Difusión para garantizar que el contenido llegue al target que esperas y cumpla así con los indicadores que te hayas propuesto. Es por esto que queremos darte algunos tips para elaborarlo.

¿Cómo hacer un Plan de Difusión?
Un Plan de Difusión es la ideación, planificación y gestión de las vías de distribución de un contenido para alcanzar el objetivo definido en su creación. Por lo general, debes seguir cuatro pasos a la hora de difundir un contenido: Planifica, adapta o formatea, selecciona canal o medio, y por último, mide y analiza.