Blog

Tal y como lo dijo el gran empresario informático Bill Gates: “si tu negocio no está en Internet, tu negocio no existe”.

Seguro que has visto en tu Facebook o Instagram cómo, todo el tiempo, aparece alguien ofreciendo algún producto o servicio. Quizás has visto que le va bien, y que sus publicaciones obtienen muchos ‘me gusta’, comentarios y varias promesas de compra. Y seguro te preguntas: ¿por qué no hago eso?

Tiene sentido: las redes sociales son gratis, y solo tendrías que dedicarle algo de tiempo a hacer buenas fotos y a publicar los contenidos. De hecho, Facebook, Twitter, Pinterest o Instagram son importantes para hacerle publicidad a tu negocio. Son muy buenas para dar a conocer tu producto y crear una audiencia interesada en él; y por eso son parte necesaria de cualquier estrategia digital. Pero no son lo único que necesitas. ¿Por qué?

 

Sin embargo hoy por hoy, la implementación de la misma ya no es un lujo, o una inversión sino una necesidad fundamental que permite a las grandes y pequeñas empresas estar a la vanguardia de los nuevos tiempos, con procesos competitivos tanto en el mercado nacional como internacional.